miércoles, 28 de mayo de 2014

Y POR ESO ROMPIMOS

—Cerveza —exclamó Al, una reacción que me sorprendió—. La necesito, ¿quieres una? Mis
padres tienen algunas Scarpia’s, nunca se darán cuenta.
—Al, ya sabes lo mío con la cerveza.

—Te conozco, te conozco

No hay comentarios:

Publicar un comentario