martes, 10 de febrero de 2015

like a movie

y derrepente mi vida tomo otro curso. como en las películas, surgió en mi una nueva forma de pensar y ver la vida, todo era brillante en un momento, parecía que ya hubiese encontrado eso que necesitaba.
el problema es que, a diferencia de las películas, aquí no se aparecía el FIN que intuía un final feliz, aquí no se cerro el telón para la ovación final, aquí mi vida sigue y todo me va lleno.






No hay comentarios:

Publicar un comentario